Por Radio Caput

“El domingo a las 4 de la madrugada, un grupo de policías tomó por asalto la casa de una familia qom de la localidad de Fontana, muy cerca de Resistencia. Entraron sin ningún tipo de instrumento legal, patearon la puerta y se llevaron puesto todo como se puede ver en el video que compartimos en redes. Le reventaron la cabeza de un culatazo a una señora que preguntaba qué querían y sacaron a la rastra a cuatro jóvenes qom, entre ellos, una piba menor de edad”.

“En la comisaría, les apagaron la luz, les dieron una paliza, los chicos tienen las caras y los cuerpos reventados a golpes y las chicas hablan de abuso, manoseo y de métodos de tortura. La policía puso la excusa de que cascotearon la comisaría. Aunque hayan o no hayan cascoteado, el grado de tortura y violencia que han sufrido esos jóvenes y sus familias es inenarrable”.

“Nosotros tuvimos la suerte de que pudimos llegar hasta Fontana y tomar contacto con la familia. Estuvimos hasta las 8 y media de la noche reventando los teléfonos de los funcionarios pidiendo ambulancia, contención psicológica. Ayer, los funcionarios de la Secretaría de Derechos Humanos nos mintieron en la cara”.

“Nos dijeron que ya estaban allá y que se estaban ocupando mientras nosotros estábamos ahí, y hoy salieron con un comunicado a decir que estuvieron. Yo acabo de llegar a la casa de los compañeros con una piba muy descompuesta. La secretaría nos mintió en la cara, tenemos los audios y mensajes de las funcionarias”.

“La familia está muy asustada porque a una de las pibas que fue atacada la amenazaron para que no cuente nada. Ahora, queremos la contención legal y que estén protegidos. Yo supongo que, ahora, puestos en evidencia, va a haber un megaoperativo de protección para estas niñas. No me importa si para eso tenemos que seguir jetoneando”.

“Hay una construcción de los qom como culpables de la pandemia, una enfermedad que vino de Europa, pero pega en los barrios vulnerables por sus condiciones. Lo que pasa en las villas de Buenos Aires también está pasando en el Chaco. Esa es la construcción del enemigo. En los hospitales, no los atienden, los mira mal el personal de salud”, concluyó.

*Por Radio Caput.