“La Justicia argentina es un reducto conservador del machismo”
Géneros, Nacionales

“La Justicia argentina es un reducto conservador del machismo”

Enrique Stola, médico psiquiatra y terapeuta de las víctimas del padre Grassi, opinó duramente sobre el Poder Judicial de este país. “Sean conservadores, progresistas o garantistas, se ponen de acuerdo para beneficiar a los machos”, aseguró.

Dos decisiones judiciales generaron gran polémica e indignación esta semana: la reducción de pena al cura Julio César Grassi, condenado por abuso sexual contra menores; y la situación de Sebastián José Luis Wagner, violador que a pesar de los informes desfavorables dejó la cárcel y utilizó su libertada para violar y matar a Micaela García.

Consultado al respecto, el especialista Enrique Stola anticipó a Radio Nacional Buenos Aires: “La Justicia argentina tiene una debilidad para facilitarles la vida a violadores, abusadores y hombres que golpean y matan a mujeres”.

Violadores

En relación a los delincuentes sexuales el psiquiatra aclaró que “no es un delito como aquel que es corrupto y trata de enriquecerse o aquel que roba para sobrevivir, es un delito que está más ligada a lo constitutivo, más primario. Son impulsos que tiene la persona que no tiene que ver con el goce sexual, sino con el ejercicio de poder”.

Cuando afirman que no tienen recuperación es porque al momento, la comunidad científica en el mundo no ha llegado a ningún acuerdo sobre métodos para que estas personas dejen de hacerlo. En este sentido, tampoco hay acuerdo sobre qué hacer, entonces se intentan terapias, drogas. “Algunos dicen de hacer la castración química, no pasa nada con la castración química, porque pueden agredir a sus víctimas con otra cosa, porque lo que quieren es ejercer el poder”.

A partir de esto, Stola hizo referencia al tweet de Perla Prigoshin‏ -abogada, psicóloga social y especialista en Género y Salud Sexual- que llama a “pensar en otros lugares de encierro PERPETUO a tipos con personalidades hasta hoy ciertamente, inmodificables”.

No es garantismo

Más allá de que los violadores no se recuperen, ¿qué pasa con los funcionarios del Poder Judicial? Primero aclaró que “hay jueces del Opus Dei, jueces re contra conservadores, proges y juezas que odian el garantismo, pero hay un nivel en donde se ponen de acuerdo: para beneficiar a los machos”.

Enumeró ejemplos, jueces y juezas que cuando tienen un nene o nena abusada le ordenan a la madre que tenga contacto con el abusador, o que la madre ha sufrido golpes y ordenan que los pongan en contacto con ese progenitor, o que le dan la tenencia al violento, mujeres que piden ayuda y no les creen y terminan asesinadas, jovencitas que son abusadas y no son protegidas. Los ejemplos son innumerables. De hecho, cuenta el psiquiatra, recién en 2012 se eliminó la figura de “Avenimiento”, que era cuando mujeres de 16 años o más se casaban con sus violadores y por esa razón ellos eran beneficiados con la libertad.

Lo que dejó en claro Stola es que el hecho de que a pesar de todos los informes en los que peritos de parte están diciendo que protejan a las víctimas y no lo hacen, es una cuestión de machismo.

“La justicia en Argentina, como toda la justicia en América Latina y Norteamérica, es un reducto conservador del machismo y no visualiza claramente el ejercicio de los derechos que tienen las niñas, niños y las mujeres” explicó. En su mayoría, los que integran el Poder Judicial son varones, ellos no saben de qué están hablando porque no son víctimas, no son abusados, no les creen a las mujeres, las desacreditan y descalifican.

Enrique Stola evidenció que hay muchos magistrados como el juez de Ejecución de Penas de Entre Ríos, Carlos Alfredo Rossi, que deberían ser echados del Poder Judicial. Pero con una mirada positiva aclaró que “esa Justicia empieza a cambiar a partir de la movilización social y las marchas de mujeres”.

Fotos: Colectivo Manifiesto

11 Abril, 2017

Autor

admin La Tinta. Periodismo hasta mancharse.


La Tinta

Una herramienta para recuperar la voz, visibilizar nuestras luchas, nuestras demandas y nuestras victorias; compartir las miradas sobre el mundo, la realidad y difundir las alternativas que estamos caminando.

(*) Los medios, periodistas y colectivos que colaboran no necesariamente comparten la línea editorial de todo el contenido difundido por La Tinta.