Diario La Nación: que se termine con el “curro de los derechos humanos”
Opinión

Diario La Nación: que se termine con el “curro de los derechos humanos”

A días del 24 de marzo, el matutino instó al presidente Macri a cumplir con su promesa de campaña para que “no haya más víctimas sin reconocimiento ni victimarios sin castigo”. Una editorial con todos los elementos de la Teoría de los Dos Demonios: “Búsqueda de la verdad, pacificación, vuelta de página, impunidad y guerra de bandos”.

El diario La Nación hizo alarde una vez más del poder de influencia que tiene en la mesa chica del Gobierno Nacional, y viceversa. A días de cumplirse un nuevo aniversario del golpe de Estado de 1976, el periódico porteño publicó una nota editorial en la que presiona al presidente Mauricio Macri para que “cumpla su promesa de campaña” y acabe con “el curro de los derechos humanos”.

No suficiente con las polémicas generadas por el exsecretario de Cultura Darío Lopérfido o el titular de la Aduana Juan José Gómez Centurión, o la intención del Gobierno Nacional de evitar el feriado del 24 de Marzo, o el desfinanciamiento de organismos de derechos humanos; esta vez la oficina del Ministerio de Comunicación que informalmente funciona en la redacción del diario La Nación se cansó de eufemismos e hizo explícito su objetivo editorial.

En la nota “Hechos, no palabras”, el matutino insta al Presidente a retomar las promesas de campaña “para que en la Argentina no haya más víctimas sin reconocimiento ni victimarios sin castigo”.

El artículo repasa una y otra vez todos los elementos discursivos tradicionales de la derecha más recalcitrante de la Argentina, esbozando de manual la Teoría de los Dos Demonios: búsqueda de la verdad, pacificación, vuelta de página, impunidad, guerra de bandos.

“La brutal represión con que los gobiernos militares repelieron localmente el terrorismo merece asimismo una mirada ecuánime y sin amputaciones ni ánimo vengativo, dirigida a encontrar la verdad y a castigar por igual a unos y a otros por todo aquello que se hizo al margen de la ley desde ambos bandos (…) La guerra revolucionaria iniciada por organizaciones armadas subversivas que pugnaban por instalar un régimen marxista capaz de convertirnos en algo parecido a la Venezuela actual”.

Evidente fue también la intención de desbaratar la política de juicios por delitos de lesa humanidad que se viene llevando a cabo desde el 2003, “luego de 12 años de administración kirchnerista en los que el fiel de la balanza fue inclinado falazmente hacia un extremo”.

“Como resultado de la mal llamada ‘década ganada’, el Poder Judicial se vio jaqueado por el ideologizado abrazo de conceptos como ‘justicia y militancia’, una yunta tan antagónica como peligrosa que derivó en que ex miembros de la guerrilla revolucionaria integraran tribunales que debían juzgar a militares”.

El diario fundado por Bartolomé Mitre también reincide a la hora de alegar “razones humanitarias” para pedir la cárcel domiciliaria para los genocidas y represores condenados por lesa humanidad.

“Tanto a los condenados como a los procesados se les niega el derecho constitucional a la prisión domiciliaria en razón de su edad o estado de salud”, afirman.

Finalmente, la última parte de la nota editorial está dedicada a festejar que el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación haya decidido publicar los listados de indemnizaciones a ex presos políticos, ex exiliados y familiares de desaparecidos que se han cobrado de 2004 a la fecha. “Permitirá confirmar de qué forma se interpretaron los hechos y a quiénes se consideró víctimas”, subrayan.

Y concluye: “El desafío es retomar las promesas de campaña para que en la Argentina no haya más víctimas sin reconocimiento ni consuelo y victimarios sin castigo, como resultado de una ley que lejos está de ser pareja para todos, de la reiterada violación de los principios republicanos que nos rigen y de una dialéctica pseudoprogresista que ha venido alimentando el odio, los enfrentamientos y el afán de venganza anclándonos al pasado en lugar de apostar a la pacificación”.

El diario del Golpe

La Nación fue uno de los medios de comunicación que apoyaron el golpe cívico-militar del 24 de marzo de 1976. Al día siguiente del asalto a la Casa Rosada, el 25 de marzo, el diario publicó un editorial en el que el golpe era caracterizado como “el gran cambio”. Allí se plantea que “la crisis ha culminado. No hay sorpresa en la Nación ante la caída de un gobierno que estaba muerto mucho antes de su eliminación por vía de un cambio como el que se ha operado (…) Todos sabemos que se necesitan planes sólidos para facilitar la rehabilitación material y moral de una comunidad herida (…) por la magnitud de la tarea por emprender la primera condición es que se afiance en las FF.AA. la cohesión con la cual han actuado hasta aquí”.

Los Mitre apoyaron el golpe militar al tiempo que fueron parte del negociado mafioso de Papel Prensa, que llega hasta la actualidad con la plena vigencia de la sociedad entre Clarín, La Nación y el propio Estado como dueños de la empresa que fue arrancada bajo torturas al Grupo Graiver.

Los editoriales de La Nación persiguen la amnistía para sus socios del golpe y para que persista la impunidad que gozan Bartolomé Luis Mitre y compañía.

* Información del Diario La Nación, Infonews y La Izquierda Diario.

Redacción La Tinta

Redacción La Tinta

La Tinta. Periodismo hasta mancharse.
Redacción La Tinta
16 Marzo, 2017

Autor

admin La Tinta. Periodismo hasta mancharse.


La Tinta

Una herramienta para recuperar la voz, visibilizar nuestras luchas, nuestras demandas y nuestras victorias; compartir las miradas sobre el mundo, la realidad y difundir las alternativas que estamos caminando.

(*) Los medios, periodistas y colectivos que colaboran no necesariamente comparten la línea editorial de todo el contenido difundido por La Tinta.