Represión y persecución por registrar en imágenes
Cultura Visual, Fotografía

Represión y persecución por registrar en imágenes

Entrevista a Daniel García, quien utilizó la fotografía como forma de denuncia a la dictadura y sufrió las persecuciones junto a sus colegas.

¿Cómo empezaste y cuál es tu experiencia con la fotografía?

A mí me habían regalado una cámara elemental que se llamaba Kodak fiesta y teníamos un grupo en Congreso, donde vivía en esa época, de pre adolescentes. Era un barrio bastante pesado, pero nosotros teníamos otra onda, y siempre cada uno traía una propuesta, y yo llevé la propuesta de la fotografía.

Al grupo se sumó Omar Torres, fotógrafo mexicano de AFP, con el que fuimos amigos toda la vida.
Sacábamos unas fotos que eran horribles, que las revelábamos con una lata de duraznos en almíbar vacía, con una cinta ondulada donde podías poner el rollo en el medio…bueno eso parece histórico pero así era.

El papá de Omar era obrero del Astillero Tandanor y tenía una cámara Voigtlander que compro en cuotas, y esa pasó a ser un poco nuestra cámara, era una cámara cara. Y en una óptica de la vuelta nos encargaron hacer fotos de fotos, de carnets de gente muerta y ahí empezamos.

Después, por distintos conocidos, pudimos ir entrando en medios.

La primera nota la terminó pidiendo la revista Gente, la puso en la tapa con las fotos sin pagarlas obviamente, yo no sabía ni que era Gente, tenía 23 años, estudiaba derecho, trabajaba en un colegio, es decir no tenía mucho tiempo.

Yo tengo un concepto de la militancia, la gente que militó en mi época asumió compromisos muy importantes, yo no llegué eso, me parece una palabra con mayúscula.

Para el 75′ ya nos despidieron del diario, dejé la facultad de Derecho y también me echaron del colegio donde trabajaba como preceptor. Me declararon prescindible porque nos organizamos con un grupo de compañeros del trabajo, de los 21 que éramos echaron a 19, era un grupo muy heterogéneo de diferentes posturas políticas. Yo tengo un concepto de la militancia, la gente que militó en mi época asumió compromisos muy importantes, yo no llegué eso, me parece una palabra con mayúscula.

Después pude entrara a trabajar para Noticias Argentinas, La Razón, estuve en DYN en el 82′ y después pasé a AFP, la mayor parte estuve en La Razón, armamos la cooperativa y entramos a Diario Popular.

¿Cómo vivías tu trabajo fotográfico, el hecho de que te mandaran a cubrir algo sin importar si tenías acuerdo o no?

Yo hice un trabajo sobre las Madres. Uno es sobre las Madres y otro es sobre Lilia Orfano, que en realidad era de Familiares, pero tiene los dos hijos desaparecidos. Todos esos trabajos los hice yendo por las Agencias donde trabajé o yendo solo. A veces yo iba, y después terminábamos metiendo una foto en el medio, pero era una iniciativa mía porque me parecía que había que acompañar y profundizar sobre el tema.

garcia1Lilia venía a la Agencia, con Lilia buscábamos fotos, eso fue iniciativa personal, nos veían en la plaza y nos decían chicos podemos ir a buscar tal foto. Después armaron un comité, con Lilia de familiares, Nora de Madres y Clara Jurado de Abuelas que venían a buscar fotos. Después de la marcha de la resistencia en el 82′, que yo le hago a Lilia una foto muy linda que está contra una vidriera cuando quieren romper el cordón policial para ir a la Plaza, esa tarde cuando viene le digo que quiero hacer su historia y ella me dice que sí.

La historia de los dos que estuvieron desparecidos (sus hijos), no sólo los hijos sino ellos también, Lilia y Lucas los padres. En la puerta de la casa el día que yo fuí estaban con carteles que contaban la historia de uno de los dos que era militante de Montoneros y los operativos que había hecho, y con una pintada en aerosol. Esa es una foto registro.

Tuve también una relación con Nora, aunque no tan personal, con Clara, aunque ella murió hace ya varios años. Nos veían en la plaza y nos decían “nene”, estábamos en la edad de sus hijos. Era admirable cuando llegaban los palos, nosotros nos poníamos hacer foto y ellas le daban para adelante. Y… bueno para mí hasta hoy es una gran historia. Es un grupo humano que hizo una de las transformaciones históricas más importantes del país, que haya dejado de existir la dictadura, insólito. O sea si alguien quiere hacer otra dictadura tiene que estar pensando en particular eso porque tiene que desarticularlo.

Creo que hicimos una actividad fotográfica en lo documental bastante buena. Casi sin querer, pensando en el futuro. Valorábamos esa imágenes, se publicaran o no. Publicamos en el exterior bastante, las Madres llevaban nuestras fotos en todas sus giras.

¿En esa época existía algún tipo de debate sobre imagen fotográfica? ¿Si en este caso era objetiva, subjetiva o independiente en algún aspecto?

La gran distorsión que atraviesan los medios es que para sostener algunas posiciones políticas, no podés contar lo que pasa, yo no digo la verdad porque es un concepto en el cual no creo, pero sí que la información sea contada con honestidad intelectual y moral, que debe tener cualquiera que ejerza la profesión de periodista.

Entonces cuando tenés que empezar a cambiar los hechos, se prueba que lo que dijiste no es verdad, y no tenés capacidad de retractarte, estás en un problema. Por lo menos desde mi punto como periodista, estás haciendo otra cosa.

Nosotros ya discutíamos en los 70′ que hacer fotoperiodismo objetivo no era posible, más allá de la creencia popular. Pero sí discutíamos que tenían que ser honestas, esas fotos de todo ese grupo que han hecho historia son honestas, tienen opinión, nosotros le damos valor a ese conjunto, pero nosotros le damos ese valor no desde la verdad sino desde la honestidad.

La gran distorsión que atraviesan los medios es que para sostener algunas posiciones políticas, no podés contar lo que pasa, yo no digo la verdad porque es un concepto en el cual no creo, pero sí que la información sea contada con honestidad intelectual y moral, que debe tener cualquiera que ejerza la profesión de periodista.

En la primer reunión de reporteros gráficos hubo dos tendencias, una que preponía mostrar buenas fotos, amplias en calidad en todo, y otros que proponíamos que fuera testimonial, que ganamos la votación. Estaba bien eso, esos 77 tipos participaban de la muestra con su foto y nombre.

También decidimos hacer una muestra en homenaje a 3 compañeros de Crónica que habían muerto en un accidente de aviación, eso fue lo que estimuló a hacer una muestra y luego hubo más.

Invitamos a muchos actores que vinieron, artistas, León Gieco, Victor Heredia, vino la TV, estaban los de Teatro Abierto, y nos fue bien porque ya había participación, porque ya había cansancio y a nosotros nos fue bien en ese aspecto.

Lo nuestro empezó hace treinta y pico de años y hoy está la muestra N° 26 u 28, porque hubo años en los cuales no se pudo hacer por organización interna.

La tercera fue muy importante, no se podía entrar. Fue muy fuerte porque fue en el 83′, creo el 3 de diciembre la inaugurábamos. La habíamos hecho con bastante intención de conmover, se entraba por un pasillo muy ancho y luego se iba a un semi-circulo. En la primera pared pusimos Madres de Plaza de Mayo, 70 fotos, algunas se habían visto pero no muchas. En la primera muestra algunas eran de Pablo Lazansky y estaba sin pañuelo inclusive, y bueno una de las discusiones que ganamos fue ahora vamos a desarmar esto ya no colgamos más por autor ahora se hace por tema. El primer tema que abrimos fue con derechos humanos, pero bueno después obviamente teníamos deporte etc. Lo bueno fue que la gente fue y quedó paralizada porque la gente no sabía ni que existía.

Eso creo fue un buen aporte a la sociedad, fue colectivo ya estábamos por 100 fotógrafos.
Teníamos cuadernos que habilitamos, cuadernos de opinión y las Madres nos escribieron cosas que eran para morirse. Ni ellas se habían visto, imagínate había tantas fotos que las pusimos de 3 que era una pared grande y la otra creo era Sociedad, donde aparecían las ollas populares, las villas. Fue una piedra, una síntesis de la historia de la dictadura contada en un año básicamente y cerrar con las elecciones fue bueno porque ahora las elecciones son normales y frecuentes pero ahí hacía más de diez años que habíamos tenido elecciones y bueno llegamos a ponerlas pero la asunción no llegamos, ese hecho era algo característico de la época y había que ponerlo. Eso creo fue un buen aporte a la sociedad, fue colectivo ya estábamos por 100 fotógrafos.

En ese momento tengo entendido que ARGRA no apoyó. ¿Por eso ustedes hicieron una espacie de asociación?

En realidad nosotros formamos un grupo, necesitábamos un nombre institucionalmente, se llamó Grupo de reporteros gráficos y se constituyó en la primera reunión donde propusimos el nombre y se propuso la primer muestra. La lechuza fue algo que apareció después y lo convertimos en el símbolo.

Lo que pasaba era que ARGRA en ese momento argumentó que ellos tenían la personería jurídica y que si la muestra causaba algún tipo conmoción a ellos les podían sacar la personería jurídica. No sé si era eso o una diferencia ideológica con nuestra postura, y de ese grupo salió la futura comisión directiva de ARGRA unos años después. Era un paso necesario pero muchos se fueron yendo, se fueron cansando, era un trabajo muy arduo, yo después de la tercer muestra me fui y luego volví ya en otras condiciones.

En el año 82 hubo una política de los militares de reprimirlos a ustedes, de perseguirlos, robarles las cámaras, velarles los rollos. ¿Cómo fue esto?

En el año 82′ se puso más jodido, era parte del juego viéndolo ahora. Yo caí en cana el 30 de marzo, el día de la foto donde se llevan a alguien arrastrándolo, pero ya había dejado los rollos por eso se salvó. Rompieron cosas, me velaron los rollos que tenía y después me soltaron.

garcia5El 30 de marzo de ese año fue un día de resistencia realmente, por horas, era una convocatoria de la CGT a plazo de Mayo. El gobierno mandó a la policía, la infantería y todo lo que tenía para que la gente no llegara a plaza de Mayo. Entonces la militancia lo que hacía era ir y chocaban, rajaban los que podían, estaban los que caían en cana y luego se rejuntaban. Entre Belgrano y Corrientes, y desde la 9 de Julio hasta casi Congreso, en casi todas las esquinas, tenías corridas, ambulancias, sirenas o alguien que le estaban pegando.

Bueno yo después vuelvo a la agencia porque tenía ya un montón de material, detenidos, gente cantando sola, y sí tenés 4 fotos que puedan contar la historia es mejor salir. Ahí dejo los rollos y vuelvo a la calle, en ese momento andaba solo me perdí, y así solo me encuentro con Ubaldini y Lorenzo Miguel, es decir la cúpula, caminando con su gente más cercana en la calle. Entonces baja la infantería, y no te dejan cruzar una línea sino te muelen a palazos. Yo logro pasarme del otro lado y hago una foto de los cascos en primer plano y detrás venían Ubaldini y Lorenzo Miguel. Sale un oficial y de repente viene uno y me agarra de atrás del cogote, me revolea. Un policía se enoja y me tira el bolso, me hace velar los rollos.

Terminamos en un colectivo Lorenzo Miguel, Ubaldini, un montón más de gente y yo tipo película. Sentados o parados, a la comisaria segunda, y yo ya estaba recontra caliente por la película sobre todo. La cana tenía como 20 metros de la salida por Perú, como 500 personas que iban a meter en cana, y pasa un comisario y me dice ¿vos sos periodista?, sí, le digo y ¿qué haces acá?, y me dice si te querés ir andate ahora y si abrís la boca te vas otra vez para adentro, buenas tardes chau dije.

O sea que ya estaba el resquebrajamiento pero uno con estas historias se da cuenta, pero bueno con lo de Malvinas fue mucho más. Yo no estaba en Buenos Aires el día de la rendición, pero las fotos son impresionantes, fue las que hicieron los muchachos de DYN. Ahí ya fue esa la rendición de la dictadura, te digo fue una cosa muy parecida al 2001 pero sin Plaza de Mayo, barricadas todo eso no había, porque a la plaza no entro nadie pero había un quilombo por todos lados.

Después el 16 de diciembre, de la marcha multipartidaria, ahí sí nos golpearon mal. El día que fallecía Dalmiro Flores, que le rompen la cabeza a Jorge Durand, son detenidos muchos reporteros gráficos.

garcia4Había cientos, realmente cientos de policías corriendo a los fotógrafos. Me acuerdo de hacerle fotos al Tano Pérsico que le estaban pegando entre tres, le rompieron la cámara contra el cordón de la vereda y salto en pedazos, era la cámara del diario. Ahí se volvió loco y fue a pegarle a la policía, y le pegaron mucho, y yo le gritaba rajá Tano, y a Enrique Rossito le gritaba lo mismo que estaba al lado mío. De repente ya casi había terminado todo y se escuchó el grito de una mujer, y se vió un lamparazo de flash, ahí se pusieron como locos y empezaron a correr hacía el centro. Eran como 400 y estaban por todos lados, y a Enrique también lo empezaron a correr y le pegaron, y a mí me pasaron todos por al lado, me sentí invisible por suerte. Ese día hubo varios con equipos rotos, a Ricardo Alfieri le rompieron la mano con un palazo, a Durand la cabeza, otros detenidos y internados.

En la represión previa no hizo falta nada de eso porque no hacía nada fotografiarlos, no pasaba nada excepto las Madres, y en general las madres eran pacíficas, nos apretaban pero no hacía falta. Una tarde me acuerdo había una ronda especial de las Madres y estábamos frente a la catedral. Para los fotógrafos es difícil esconderse, estábamos con los bolsos y las cámaras adentro de los bolsos, charlando y vienen y nos codean un grupo de señores de traje azul oscuro, lentes oscuros, bigote, pelo cortito, y nos dicen: ¿Qué hacen acá? No, nada conversando. Nos piden documentos y les decimos ¿y ustedes quiénes son? Y nos dicen, vos sabés quienes somos, así que no te hagas el pelotudo y dame los documentos. Yo me acuerdo de esto de mí, me dicen Ah! ¿Vos sos Daniel García? Yo había escuchado hablar de vos pero no tenía tu cara, ahora tengo las dos cosas. Nosotros estábamos más o menos escondidos, pero imagínate teníamos un temor que afloraba rápidamente, y en la primera época hacían eso, te hacían la psicológica.

 

Por Rodrigo Wilson para Izquierda Diario

6 Octubre, 2016

Autor

admin La Tinta. Periodismo hasta mancharse.


Medios y Colectivos de Córdoba que colaboran: Zumba La Turba Ecos Cordoba Córdoba Originaria La 5ta. Pata Ladran Sancho La Luna con Gatillo Mucho Palo Laucha Revista Medio Negro Colectivo Manifiesto El Llano en Llamas Marcha de la Gorra CoPenCE Redacción 351 Deodoro Roca Al Filo Ziga Caricaturas Jó Rivadulla Hache Agite
La Tinta

Una herramienta para recuperar la voz, visibilizar nuestras luchas, nuestras demandas y nuestras victorias; compartir las miradas sobre el mundo, la realidad y difundir las alternativas que estamos caminando.

(*) Los medios, periodistas y colectivos que colaboran no necesariamente comparten la línea editorial de todo el contenido difundido por La Tinta.