El tiro del final a la Ley de Medios
Nacionales

El tiro del final a la Ley de Medios

El gobierno nacional anunció el proyecto de Convergencia de Medios, a 10 meses del decreto que desarticuló la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

 

El gobierno nacional entró en la fase final para terminar el borrador de una nueva ley de “Convergencia de Medios” que reemplazará a la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y a la de Tecnologías de la Información, conocida como Argentina Digital. Según anunciaron desde la Casa Rosada, se trata de “una ley convergente que define el acceso a la telefonía fija y móvil, internet, radio y televisión, abierta y por cable”.

Diez meses después del decreto de Mauricio Macri que derogó parcialmente la Ley de Medios y disolvió el AFSCA, el jefe de Gabinete Marcos Peña, el ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, y la coordinadora de la comisión de reforma Silvana Giudici, de estrecha relación con el Grupo Clarín, anunciaron que comenzarán a recibir propuestas de la población para incluir en el nuevo proyecto.

Durante la conferencia, lanzaron la plataforma #SumáTuAporte para recibir sugerencias a los nuevos textos, cuya elaboración, informaron en el Gobierno, ya suma 12 reuniones interdisciplinarias con expertos, basados en 17 definiciones.

La plataforma virtual funciona en el sitio y recibirá planteos por dos meses, hasta la elaboración final del texto que el Ejecutivo espera enviar al Congreso en marzo del año próximo. La posibilidad de participar, sin embargo, se reduce a 300 caracteres.

ley-de-mediosEl primer punto de “los principios” que regirán la futura norma define a las “Comunicaciones Convergentes” como “aquellas que permiten recibir, producir, transportar y distribuir información, opinión, contenidos –garantizando la libertad de expresión y el acceso a la información– con independencia de las plataformas tecnológicas que se utilicen”, un marco que legisla sobre el triple y cuadruple play.

En otra parte del decálogo, el texto sostiene que “en el ámbito de las Comunicaciones Convergentes se debe promover la generación de empleo, la formación profesional de los trabajadores y la protección integral del trabajo”, mientras que otro indica que “el ejercicio del periodismo en el ámbito de las Comunicaciones Convergentes debe promover prácticas autoregulatorias que propendan a la profesionalización, independencia y compromiso ético, respetando los estándares interamericanos sobre libertad de expresión y acceso a la información”.

Horas después del lanzamiento, el diario Clarín resaltó la medida y un editorialista se preguntó: “¿Cuál será el rol de las telefónicas en la Ley de Comunicaciones?”. En el texto, el medio resaltó que “la duda que todavía no logra despejar el Gobierno es cuál será el rol que tendrán las telefónicas en la nueva Ley de Comunicaciones, para que haya competencia real y efectiva, sin entregar el sector infocomunicacional de la Argentina a operadores extranjeros. Ojalá sirva la nueva herramienta que presentó el Gobierno para avanzar también en esta cuestión”.

La referencia del artículo es al posible desembarco de la norteamericana Turner en Argentina, a través de la compra de los derechos de explotación del Futbol para Todos. Sin embargo, el diario no dijo una palabra sobre el desembarco en el sector de las telefónicas de su empresa Cablevisión.

Cronología

El proceso de terminar con la ley de Medios comenzó en enero, apenas asumió el nuevo gobierno. El primer paso fue mediante el decreto presidencial 267, publicado el 4 de enero, que clausuró a la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) y la transformó mediante la creación del Ente Nacional de Comunicaciones, que desde entonces quedó en manos del ex secretario de Medios del gobierno porteño Miguel De Godoy. La decisión presidencial del primer día hábil del año modificó 7 artículos de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y otros tantos de la 27.078. También derogó el funcionamiento de la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (AFTIC).

Ese decreto desplazó a Martín Sabbatella, hasta entonces titular del organismo. El desembarco de De Godoy fue una de las primeras medidas de gobierno de Macri cuando todavía no había cumplido su primer mes de gestión.

El decreto puso bajo la órbita del ministro de Comunicaciones Aguad la “Comisión para la Elaboración del Proyecto de Ley de Reforma, Actualización y Unificación” de las dos normas. También permitió, mediante el artículo 8 del decreto, el desembarco del Grupo Clarín en el mercado de celulares.

El 28 de enero pasado, tres semanas después de la publicación del decreto, el Grupo Clarín anunció la adquisición de “la totalidad de las acciones de Nextel Communications Argentina (Nextel), el cuarto operador de telefonía móvil del país, una transacción ad referéndum de la aprobación del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM)”, informó el holding de Ernestina Herrera de Noble y Héctor Magneto a la Comisión Nacional de Valores (CNV).

En septiembre del año pasado Clarín pagó 178 millones por el 100% de la empresa de telefonía y tomó por entonces el control 49% del paquete accionario, luego del decreto 267 tomó el control del 51% restante.

El 7 de abril, el decreto presidencial fue ratificado por la Cámara de Diputados en medio de acusaciones del kirchnerismo contra radicales y macristas por violar el reglamento en la votación que ratificó la defunción de la Ley de Medios.

Fuente: Tiempo Argentino

Redacción La Tinta

Redacción La Tinta

La Tinta. Periodismo hasta mancharse.
Redacción La Tinta

Latest posts by Redacción La Tinta (see all)

26 Septiembre, 2016

Autor

admin La Tinta. Periodismo hasta mancharse.


Medios y Colectivos de Córdoba que colaboran: Zumba La Turba Ecos Cordoba Córdoba Originaria La 5ta. Pata Ladran Sancho La Luna con Gatillo Mucho Palo Laucha Revista Medio Negro Colectivo Manifiesto El Llano en Llamas Marcha de la Gorra CoPenCE Redacción 351 Deodoro Roca Al Filo Ziga Caricaturas Jó Rivadulla Hache Agite
La Tinta

Una herramienta para recuperar la voz, visibilizar nuestras luchas, nuestras demandas y nuestras victorias; compartir las miradas sobre el mundo, la realidad y difundir las alternativas que estamos caminando.

(*) Los medios, periodistas y colectivos que colaboran no necesariamente comparten la línea editorial de todo el contenido difundido por La Tinta.