Cultura Visual, Fotografía Enero

“La memoria de las sobrevivientes”

AMT 4-2

Alguna vez, alguien me dijo que las mujeres trans eran las olvidadas de la democracia, que para ellas el 10 de diciembre de 1983 no significó casi nada. En contra de ese olvido, el Archivo de la Memoria Trans rompe con la mirada médica que diagnostica, la científica, la que revictimiza, la de la hetenormatividad obligatoria, la criminalizante de la policía o inclusive la del propio colectivo diverso que discrimina. Construyendo así una mirada y un discurso propios.

Cuando encontré el Archivo de la Memoria Trans no pude parar de ver las fotos. Una tras otra y cada una en detalle: Pía Baudracco mira de frente a la cámara mientras levanta su remera, orgullosa muestra sus pechos. De fondo, el edificio del Congreso de la Nación. Lohana Berkins y María Belén Correa posan solemnes para la foto en el patio de la Casa Rosada. Otras, muestran la intimidad de albumes familiares que hoy salen a la luz y hablan de personas que, como cualquiera de nosotrxs, son y quieren ser felices: tortas de cumpleaños, sonrisas amplias, abrazos y besos.

Esas fotos me mostraron una realidad del colectivo trans que no conocía. En mi imaginario estaban todos los campos de batalla donde ellas tienen que luchar: sus propias familias, las instituciones escolares, el sistema médico, el laboral, los espacios de militancia y los medios de comunicación. Las fotos del Archivo, en cambio, hablan desde la vida, no desde la violencia policial, ni desde todos los velorios de compañeras a los que tuvieron que asistir, ni desde esa expectativa de vida de 35 años. Me dicen alegría y no rechazo familiar, ni falta de salida laboral. Ellas ahí paradas de frente a las peores décadas para el colectivo, con fuerza siendo lo que quieren ser.

AMT 1-2

Pía Baudracco frente al Congreso Nacional en los noventa

Trabajo con la fotografía y la entiendo como una herramienta fundamental para la batalla discursiva. Las imágenes proponen una representación más directa que lo escrito y por lo tanto son más eficaces en la disputa simbólica. Pensé entonces, que lxs que están atrás de este Archivo deben creer, como yo, que la fotografía es mucho más efectiva a la hora de contar.

Después, supe que es un espacio creado por María Belén Correa. Pude hablar con la fotógrafa Cecilia Estalles Alcón, que participa en la recolección y digitalización de las imágenes y ayudó con las dos muestras fotográficas que hicieron en Buenos Aires. Me contó que María Belén creó en 2012 un grupo cerrado de Facebook: El Archivo de la Memoria Trans. En ese grupo todas aportaban material y pronto se convirtió “en una especie de reunión virtual de esas en que las familias se juntan a mirar viejas fotos y comentarlas”. En un momento sintieron la necesidad de que ese Archivo pasara a formar parte de la memoria colectiva y fuera de libre circulación.

Cecilia define a este Archivo como un “gran álbum familiar”, eso le da mucha fuerza. Son “imágenes tomadas por ellas mismas, no hay otro recorte en la mirada más que la propia experiencia de vida”. Un relato o retrato individual que se convierte en retrato o relato colectivo. Es interesante como este archivo no se crea para ciertas espectadoras sino que las destinatarias son también, participantes del proceso. Ellas mismas contando su propia historia.

El proyecto tiene un objetivo primordial, “reunir a las sobrevivientes, sus memorias y sus imágenes. Preservar en este espacio virtual, la memoria de esos cuerpos. Una suerte de construcción colectiva de la memoria trans por parte de las pocas de ellas que sobrevivieron”.

“Preservar en este espacio virtual, la memoria de esos cuerpos. Una suerte de construcción colectiva de la memoria trans por parte de las pocas de ellas que sobrevivieron”

Me interesaba saber cuál era el método de selección de las imágenes. Cecilia me explicó que digitalizan todo el material que les llega pero, el archivo publica las fotografías de los 90′ y del 2000. Además eligen para subir a la web las que ellas creen, tienen “un componente social y político fuerte. Muchas de las que aparecen son activistas que marcaron un rumbo muy importante en la historia de la diversidad”. También “las que nos parecen estéticamente atractivas o interesantes desde la composición, la situación” y “las que describen mejor quienes son o quiénes eran”.

Sería muy inocente no comprender que hoy la batalla también y más que nada, es comunicacional. Y en esa batalla, subestimar la importancia de la fotografía sería un error de estrategia. Cecilia lo define con claridad: “considero que las imágenes moldean nuestra percepción y construyen nuestra realidad, consumimos todo el tiempo imágenes y creo que hay un momento donde debemos pararnos a preguntar qué es lo que estamos consumiendo y de donde viene. Las imágenes son muy poderosas y construyen nuestro pequeño mundo, este archivo muestra un mundo que nos negaron los medios”. Resignificando lo representable, lo que puede ser fotografiado, el Archivo Intenta socavar el patriarcado que quiere normalizar los cuerpos según la heteronorma.

AMTdipticoLas imágenes de este Archivo fueron realizadas en el pasado con propósitos diferentes, y hoy son re-tomadas. Entran en una “segunda realidad”, toman vida nuevamente ahora como un documento. Esta puesta en circulación es una operación de sentido que lejos de ser inocente es como dice María Belén Correa “la reconstrucción del pasado mediante la memoria de las que quedaron vivas… la memoria de las sobrevivientes”.

Lohana Berkins contaba que en los 90’ las travestis se quisieron instalar como víctimas. Esa autovictimización “fue la estrategia que usamos para ser aceptadas”. Hoy todas y cada una de estas imágenes que fueron tomadas en aquella época, salen a la luz y se corren de una vez y para siempre de ese lugar para decirnos que quizás el camino esté allanado. Que avanzamos con menos dificultades hacia algo mejor, llevando como bandera esas sonrisas retratadas que nos negaron durante tantos años. Este Archivo sienta un precedente entre tanto show de la inclusión, sin mucho hornamento y con un lenguaje sincero y espontáneo que desafía la forma con la que solemos mirar a las mujeres trans.

AMT 2

Lohana Berkins y María Belén Correa en los noventa. “Las travestis repudiamos la violencia hacia las mujeres”

Por Diana Segado / Fotos: http://archivodelamemoriatrans.tumblr.com/

Redacción La Tinta

Redacción La Tinta

La Tinta. Periodismo hasta mancharse.
Redacción La Tinta

Latest posts by Redacción La Tinta (see all)

24 agosto, 2016

Autor

admin La Tinta. Periodismo hasta mancharse.


Medios y Colectivos de Córdoba que colaboran:
Zumba La Turba Ecos Cordoba Córdoba Originaria La 5ta. Pata Ladran Sancho La Luna con Gatillo Mucho Palo Laucha Revista Medio Negro Colectivo Manifiesto El Llano en Llamas Marcha de la Gorra CoPenCE Redacción 351 Deodoro Roca Al Filo Ziga Caricaturas Jó Rivadulla Hache Agite
La Tinta

Una herramienta para recuperar la voz, visibilizar nuestras luchas, nuestras demandas y nuestras victorias; compartir las miradas sobre el mundo, la realidad y difundir las alternativas que estamos caminando.

(*) Los medios, periodistas y colectivos que colaboran no necesariamente comparten la línea editorial de todo el contenido difundido por La Tinta.